martes, 26 de abril de 2011

La bicicleta con alas

.
(Fran y Milagros me envían dos poemas que Fernando le dedicó a ella.
Aquí tenéis el primero)











Foto: jose rasero


La bicicleta con alas,
no, no es verdad, con alas no,
y más bien me equivoco
porque tiene pinta de cigüeña
cuando la dejo en el suelo,
claro que tal vez
sea como un caballo alado
y lo dudo, las estrellas fugaces
están enamoradas de ella.


Tiene que ser algo rara esta bicicleta,
no he visto arcoíris más nítido
que sus dos ruedas
y el profundo violeta de su cuerpo
le viene dado de alguna madre diosa,
Astarté seguro que es su hermana menor.


Ningún mortal monta
a su grupa sin miedo
pues ella no sabe de tangentes
solo vuela en los sueños de todos los niños.
Es leve como una pluma
tendrá corazón de halcón
o habrán templado su metal
con la brisa de poniente en agosto.
Sospecho lo peor
que Lewis Carroll
se la robó a Alicia,
no sé qué pensar
pues ésta solo susurra
Milagros, Milagros
luego me hace unos pucheros
y se le desinflan las ruedas.
Una bici que echa de menos a una mujer
es cosa rara.

Para ti Milagros
Con cariño.
.

2 comentarios:

  1. Me encanta este poema, parece un cuento infantil.

    Saludos Jose.

    ResponderEliminar